ESCULTURAS POR INTERSECCIÓN ORTOGONAL EN LAS TRES DIMENSIONES DEL ESPACIO

EL DESCUBRIMIENTO DE LA TERCERA DIRECCIÓN

Recuerdo con gran placer la discusión con el amigo matemático Beppe Pea una noche en la pizzeria. En esa época había ya realizado mis "Columnas del Pensamiento" y me atormentaba la idea de haber cortado siempre mis cubos y mis paralelepípedos solamente según dos direcciones del espacio. La tercera era un tabú absoluto. Intocable. La idea que me excitaba era la de conseguir, por ejemplo, cortar un cubito de madera con la técnica de dichas columnas del pensamiento pero desde las tres direcciones del espacio, que, hasta prueba de lo contrario,( si dejamos de lado por un momento la extraordinaria realidad del espacio- tiempo Einsteiniano!) son X, Y, y Z, de manera que en el interior se vea una esfera.
Discutimos largamente sobre la posibilidad de hacer estas tres operaciones de cortes sucesivos y recuerdo bien la conclusión a la que llegamos: realizando el tercer corte se habría inexorablemente destruido el trabajo ya hecho.
Después de poco tiempo logré realizar una columna del pensamiento cortada en las tres direcciones espaciales pero llegando a la conclusión (que resultó muy provisional a la vista de los desarrollos sucesivos que veremos) que la cosa era factible a condición de que el dibujo reportado sobre las tres caras del cubo o del paralelepípedo no fuera un dibujo cerrado y que, de cualquier manera, tocase siempre las cuatro esquinas de cada cara.
En efecto si se mira la columna del pensamiento de la que estoy hablando desde las tres direcciones del espacio se "ve" siempre una forma de X.

Guido Moretti

Necesité aproximadamente dos años para llegar a comprender que se podía efectivamente cortar un bloque en las tres direcciones del espacio.

el Rey y la Reina tótem de la energía y de la transformación